Tiempo


Pensé mucho antes de escribir mi primer post, ya que no tenía claro el tema sobre el cual quería tratar.

Parecería lógico que escribiera sobre el mundo de la moda o el teatro, sin embargo ninguno de estos temas me representa tal cual soy. Diría que en conjunto son una parte esencial que brinda felicidad a mi vida pero que más allá de esto existen temas que me intrigan, tales como el tiempo, los sentimientos, el espíritu, Dios y la psicología entre muchos. Así que utilizaré este blog para hablar de todos ellos y por qué no? también del mundo de la moda y el teatro que es por lo que muchos me conocen.

 Empezaré hablando del tiempo, un asunto que me ha intrigado desde hace varios años, ya que a pesar de no tener forma física es completamente real para nosotros toda vez que sufrimos el efecto de su existencia. Nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos y pareciera de esta forma nuestra vida carecer de una importancia más allá del sostenimiento de la raza. Pero ¿cuál puede ser el sentido real de la existencia humana? No quisiera creer que solo se trata de reproducción, más preferiría pensar (sin saber qué) que hay algo más por lo cual aferrarnos tan decididamente a la existencia en el tiempo.

Nuestra vida es un momento tan corto que podemos representarlo con un reloj en cuenta regresiva y aun así,  actuamos como si el tiempo no conspirara en nuestra contra. Nos cultivamos día a día en múltiples temas que  ayudan a crear un perfil profesional y mantener un estilo de vida que mostramos al mundo como un trofeo, símbolo del éxito alcanzado ante una sociedad cada vez más exigente. Pero me pregunto; hasta qué punto al llamado éxito se le debe brindar la importancia que le damos? Podríamos despertar un día a los 60 años, mirar hacia atrás y darnos cuenta que hemos alcanzado todo lo que siempre soñamos, pero al mismo tiempo nunca nos dimos la oportunidad de crear lazos que nos unieran a lo que llamamos familia y por consiguiente, al despertar ese día, estaríamos en compañía de la considerada mejor consejera: La soledad.

En cierta forma, el tiempo  nos ayuda a hacernos conscientes de nuestros errores, toda vez que nos muestra el sufrimiento que causamos debido a nuestros actos y/o toda vez que nuestros errores nos alcanzan y lastiman en lo mas profundo. A medida que avanzamos en nuestras vidas, nos damos cuenta de que todo lo que amamos, todo lo que conocemos indudablemente un día no estará. Es por eso que un cumpleaños puede a algunos recordarnos una realidad que no podemos cambiar, pero al mismo tiempo hacernos conscientes de la felicidad que podemos brindar a nuestros seres queridos antes de que el tiempo mismo nos aparte de ellos.

Alejandro Londoño

 

Dejanos un comentario