Cuando los hijos se van


Les damos vida, les protegemos y les entregamos lo mejor de nosotros. Forman parte esencial de nuestra historia y deseamos contar siempre con su compañía. Nada nos deleita más que observar su imagen y por un instante sentirnos privilegiados al encontrar en ellos el don creador que la naturaleza nos ha dado.

El matrimonio Colorado Torres, disfrutando de la obra de Alejandro Londoño

El matrimonio Colorado Torres, disfrutando de la obra de Alejandro Londoño

Sufrimos con su ausencia y el dolor de su partida se evidencia, cuando nos damos cuenta que con ellos se va un capítulo importante de nuestras vidas. 

Un hijo. Eso es una obra para el artista, al menos para este artista que hoy siente nostalgia, producto del desprendimiento de una de sus obras que con amor es acogida en otro hogar. 

Ella evidencia el inicio de un proceso que me ha llevado a desarrollar capacidades creativas y que consecuente con eso, no perderá su nivel de importancia en los acontecimientos por contar de este humilde autor. 

Alejandro Londoño

Dejanos un comentario